Escorts: ¿Mujeres obligadas a tener el corazón libre?

Escorts: ¿Mujeres obligadas a tener el corazón libre?

Enamorarse no es muy compatible con esta profesión. Para mí siempre ha estado muy clara y nítida la línea que separa el sexo del amor, los sentimientos del trabajo. Durante la cita yo me enamoro de mi cliente. Sí, lo hago. Es un recurso que me ayuda a sacar mi lado dulce y terrenal… Pero cuando la aventura termina, tanto mi cliente como yo, seguimos con nuestras vidas y lo que sucedió hace un momento, ahora sólo es un delicioso recuerdo en la memoria.

Y mi pareja tendría que ser muy especial para entender esto. Y muy abierta para aceptar que forma parte de una profesión. Una profesión muy peculiar, pero que me tomo muy en serio, me gusta y me divierte.

“Tal vez algunas mujeres no están hechas para ser domadas…Tal vez solo tienen que correr libremente hasta que encuentran a alguien tan salvaje para correr con ellas.”Anónimo

Así que mientras tanto, ¡A correr libre y felizmente se ha dicho!… En un camino en el que nunca faltarán almas cálidas para compartir este regalo que llamamos vida, para vivir momentos especiales, momentos maravillosos.

Amanda Carvajal
2 Comments
  • Pingback: Anónimo
    Responder
  • Kilo
    Responder

    Amanda, eres genial. Te ánimo a que escribas un libro, sería un éxito. Muchos besos

    8 mayo, 2013 at 7:17 am

Leave a Comment