Diez Ventajas Al Contratar Una Escort

Diez Ventajas Al Contratar Una Escort

Últimamente he estado algo reflexiva, concretamente estuve pensando en todas las maravillosas ventajas que un hombre se encuentra al tener intimidad con una de nosotras, es decir, con una profesional del sexo de pago cuando lo compara con el que puede tener con una “santa” (llamada así cariñosamente a toda mujer que no se dedique al sexo de pago). Mis conclusiones fueron muy interesantes y te las cuento en este post:

 

  1. Si volvéis a quedar con nosotras después de un mes sin haber dado señales de vida, no te vamos a recibir de morros porque no nos hayas llamado durante todo ese tiempo. Al contrario, estaremos encantadas de volverte a verte.
  2. No nos pondremos furiosas si nos preguntas si te puedes acostar con una amiga nuestra, al contrario, posiblemente te lo sugiramos.
  3. Nunca te llamaremos egoísta por tumbarte en la cama durante toda la relación sexual para dedicarte exclusivamente a disfrutar de una avalancha de sensaciones, al contrario será la excusa perfecta para mostrarte nuestras dotes amatorias.
  4. Nunca nos pondremos celosas si nos enteramos que has estado viendo a otras, lo damos por hecho y haremos todo lo posible por dejar el listón más alto que la anterior.
  5. Nunca nos ofenderemos porque después de la relación sexual sales corriendo porque tienes que irte a algún sitio, al contrario, te ayudaremos a vestirte.
  6. Da igual lo ajetreado que haya sido nuestro día, siempre tendremos el maquillaje, la ropa, el pelo y una sonrisa perfecta.
  7. No tienes que participar en el típico juego de tira y afloja para tener sexo con nosotras, al contrario preferimos a los caballeros que son directos y ya en la primera llamada organizan un encuentro íntimo.
  8. Si estás casado, no expones tu matrimonio o a que te chantajeen para que dejes a tu esposa, al contrario muchas veces los preferimos casados, pues son muchísimo más discretos.
  9. Nunca nos escandalizaremos si nos propones una bonita fantasía, más bien, estamos abiertas a nuevas sugerencias y a participar en ellas si resuenan con nuestro estilo de trabajo.
  10. Por último, no tienes que preocuparte por la parte técnica del encuentro, al contrario, siempre llevaremos encima una buena provisión de profilácticos, lubricante y por supuesto, lencería muy sexy y sugerente.

Amanda Caravajal
No Comments

Leave a Comment