Derribando un mito: «Para ser cliente sólo tengo que tener dinero.»

Derribando un mito: «Para ser cliente sólo tengo que tener dinero.»

«Para ser cliente de una dama de compañía sólo necesito dinero.» Esta creencia en muchas ocasiones es totalmente falsa y te contaré porqué es un mito.

Toda dama de compañía independiente posee ciertos requisitos básicos para aceptar una cita con un cliente. Centrándome en mi experiencia y en la observada de algunas compañeras, te contaré los tres requisitos más básicos:

1. Mostrarse muy educado:

Desde luego nadie quiere estar con una persona que favorece un ambiente incómodo o tenso. Como bien sabrás tenemos el deseo sincero de hacer excelentemente bien nuestro trabajo, y una persona con exquisitez en el trato hacia las mujeres hace que esto sea mucho más fácil. Los mejores encuentros surgen cuando ambos lo desean y ponen lo necesario para que sea así.

2. Programar correctamente la cita con antelación:

Como lo supondrás tenemos inquietudes de diversa índole (intelectuales, deportivas, etc.), un trabajo de tipo “A”, formación continua por la alta competencia actual del mercado. Además de pasar tiempo con nuestros seres queridos y amigos. No hablo de otra cosa que de una agenda normal de cualquier persona que viva en nuestra sociedad occidental, posiblemente muy parecida a la tuya. 
Por eso, si programas una cita con varios días de antelación, la dama organizará su agenda sin prisas, irá mucho más tranquila a la cita, y por lo tanto, con mucha mayor predisposición a dar lo mejor de sí que si acude estresada a una de última hora.

3. Hacer un depósito para reservar:

Se está convirtiendo en una práctica cada vez más extendida, ya que ayuda alejar a personas que escriben propuestas falsas, fraudulentas, etc. y a los time wasters (personas que escriben con la intención de hacer perder el tiempo). La mayoría de clientes serios entienden esto perfectamente y como desean que su cita sea lo más cómoda para ambos, realizan este depósito sin problema alguno y en muchas ocasiones, lo ofrecen desde el primer e-mail.

Lo que hace fascinante de ser independiente, es que tienes libertad para elegir con quien pasar un momento tan íntimo y especial.

Los auténticos caballeros poseen estas cualidades, para ellos es tan natural como respirar, de hecho, te he imaginado asintiendo la cabeza mientras leías este post. 😉  Lo que hace fascinante de ser independiente, es que tienes libertad para elegir con quien pasar un momento tan íntimo y especial. Creo que es una situación perfecta. Por otro lado, la persona a la que se le deniega la posibilidad de un encuentro, también gana pues puede buscar a otra dama que se ajuste más a sus necesidades (citas de última hora, sin depósito, etc.). Lo importante al fin y al cabo, es que cada persona encuentre a la señorita que más se adapte a su estilo, aunque tú y yo tengamos claro cómo hacer de una cita una experiencia maravillosa e inolvidable.

Amanda Carvajal

Amanda Carvajal
No Comments

Leave a Comment