Cosas de Escort: El valor de la discreción

Cosas de Escort: El valor de la discreción

«Detrás de una gran mujer, siempre hay un gran secreto.» Anónimo

Empecé a trabajar nuevamente como escort después de varios años. Ahora era independiente, todo lo gestionaba desde mi hogar, algo que era muy cómodo, pero hacía que me sintiera sola al no poder compartirlo con nadie. Soledad que se incrementaba cuando pensaba en Antonio y en que nunca más le volvería a ver. Como un acto de búsqueda de complicidad y cercanía le conté a mi amigo más cercano de aquel entonces  mi gran secreto: Que soy una profesional del sexo de pago.

Se quedo en estado de shock. Tardó lo que me pareció una eternidad en reaccionar. Simplemente, le costaba creer que su dulce y angelical amiga, también tuviera un lado oscuro (¿quién no lo tiene?) y que en ese momento decidiera sacarlo a la luz.

-Tu vida parece sacada de una novela -me dijo cuando su corazón volvió a latir-. Y lo más sorprendente de todo es que no se te nota.

-¿Qué quieres decir? -Le pregunté.

-Quiero decir, Amanda, que eres guapa y tienes buen gusto al vestir, pero ¡por Dios! ¡Nunca hubiera imaginado que eras prostituta! -me respondió. Yo sonreí pícaramente. Lo que él acababa de decir tenía sentido.

Una de las claves de una chica de compañía de alto standing precisamente es eso: que no se note. Que si vas por la calle te miren porque eres guapa y derrochas sensualidad, pero no porque se note alarmantemente que te dedicas a actividades socialmente morbosas y prohibidas.

Hablar, caminar, vestir y respirar como una dama que goza de gran belleza, pero sin dejar de lado la elegancia y el saber estar es para mí tan fundamental como el uso de profilácticos durante la intimidad. La discreción es, sin duda alguna, uno de mis valores más importantes como escort y se que para mis clientes, indudablemente, también.

Amanda Carvajal
8 Comments
  • Pingback: Anónimo
    Responder
  • Manuel
    Responder

    El valor de la discreción desaparece cuando se cierra tras de tí la puerta de la habitación…Por unos instantes aparece Amanda escort,hasta que te desnudas,hasta que me besas,luego desaparece…ha llegado Amanda MUJER.

    15 enero, 2014 at 9:03 am
  • Rafael Vicuña Hernández
    Responder

    Todo lo que escribes me conmueve Amanda,deseo conocerte pero no me decido,temo defraudarme…o enamorarme…

    15 enero, 2014 at 5:08 pm
  • buena publicacion

    17 febrero, 2014 at 5:01 pm
  • Amanda, hace tiempo que deseo conocerte, y creo que la semana que viene lo haré. Te sigo en tu blog y cada día me tienes más encandilado. Me encantaría tomarme un café contigo y después lo que queramos. Te llamaré.

    23 febrero, 2014 at 9:47 pm
  • muy buena historia

    29 mayo, 2014 at 12:24 am

Leave a Comment