Te debo muchas cosas y qué menos que un post

Te debo muchas cosas y qué menos que un post

Yo empecé mi trabajo escort muy joven en una agencia de lujo. Tuve la suerte de que una de mis compañeras me presentara a uno de las hombres más maravillosos que he conocido hasta ahora. Él era mayor, tenía 50 años, fama en el mundo profesional en el que se desenvolvía y sobre todo, un corazón enorme.

La  gente dice que encuentra el amor como si se tratara de un objeto. Pero el amor es algo intangible que adopta la forma que queramos, por eso nunca es igual para todos los hombres y mujeres.  Lo que uno encuentra es un determinado tipo de amor y Antonio encontró conmigo un amor intenso, pero tranquilo, un amor que él supo sobre todo, inigualable.

Durante cuatro años jugamos a ser amantes a escondidas, amigos incondicionales y enamorados furtivos. Él fue mi guía y protector. Yo su musa y según él, la que inspiró cada uno de éxitos. Retirada del mundo escorting, yo pude durante esos años dedicarme a estudiar, a formarme, a aprender inglés, hacer deporte, como casi cualquier otra chica que tiene la suerte, durante sus años universitarios, de no preocuparse por la falta de dinero.

Pero el destino decidió que él debía marcharse del mundo de los vivos. Devastada por su repentina muerte y asustada por mi situación económica, decidí que debía secarme las lágrimas e ingeniármelas para volver a tener ingresos haciendo algo que me resultara placentero, que me dejara tiempo libre y los suficiente ingresos para seguir estudiando. Y así, fue como nació Amanda Carvajal Escort GFE.

Siempre te quise más de lo que pude expresar con palabras. Donde quieras que estés gracias por todo aquello que compartiste conmigo, por impulsarme, ensalzarme y enseñarme que se puede ser increíblemente exitoso, sin perder calidad humana.

Amanda Caravajal
5 Comments
  • Román
    Responder

    Siempre me emocionan tus sentimientos,lástima de nuestros desencuentros,ojalá te vuelva a ver.
    Siempre besos,
    Román

    22 julio, 2013 at 8:09 am
  • Gregorio
    Responder

    Sigues siendo un cielo.Me ha encantado la dedicatoria de un post a esa persona tan especial q tuviste.Ojala yo tuviese alguien q hubiese querido así.Mil besos

    22 julio, 2013 at 10:54 am
  • Tienes una historia melancólica pero preciosa. La había leído bien antes de crear mi propio blog, es una pasada. Por las pocas palabras intercambiadas contigo ya me pareces una persona que vale la pena y se merece lo mejor.
    Bisous : )

    4 marzo, 2014 at 12:13 pm
    • Gracias, Gala, eres un auténtico encanto! Me he pasado por tu blog y tienes unas fotos preciosas. Besous para ti también 🙂

      4 marzo, 2014 at 1:03 pm

Leave a Comment